Seis ventajas de instalar una persiana automatizada

  

Automatizar las persianas de tu casa supone simplificar tu vida y es mucho más sencillo de lo que parece. Te explicamos porqué es una inversión que vale la pena

 

El control automático de las persianas puede hacerse de dos maneras diferentes: La primera es automatizando el recoge-persianas o instalando directamente un sistema integral con persiana y caja. La primera opción resulta menos costosa, pero las ventajas de la segunda opción son más importantes.

Instalar un recoge-persianas eléctrico resulta simple. Únicamente hay que cambiar el recogedor de la correa convencional por un aparato nuevo y ajustarlo a la pared. Se une la cinta de la persiana al engranaje del automatismo y se conecta a una fuente de electricidad. El sistema consta de un programador horario, memoria interna y un módulo solar, que gradúa la persiana en función de los rayos de sol.

El recoge-persianas automatizado es la opción más económica dentro de las alternativas de automatización.

Sistemas integrales

Los sistemas integrales son distintos y no tienen correa. Se mueven a través del funcionamiento de un motor colocado en el eje de rotación. Se pueden programar para subir al amanecer (cuando salen los primeros rayos de sol) y bajarse al anochecer,  y también pueden detectar las bajadas de la temperatura en el exterior.

Se pueden instalar en cualquier persiana independientemente de su material. Vale para el PVC, aluminio o madera. Las enrollables de PVC permiten un cierre hermético que brinda a la ventana un aislamiento térmico y acústico mayor.

Las persianas automáticas también se pueden instalar en cualquier tipo de ventana.

Tienen, entre otras funciones, la inclinación de las lamas, la simulación de presencia de personas en la casa (para evitar robos) o la programación horaria.

 

Seis ventajas

Aunque el precio del sistema integral puede ser tres veces más que el costo de unas persianas manuales, sus ventajas son innegables.

  1. Motorizar las persianas te brinda comodidad porque con el mando a distancia puedes regularlas desde el sofá, por ejemplo.
  2. Los automatismo son muy buenas soluciones para dejar de manipular persianas pesadas en circunstancias especiales como si sufres de dolores de espalda, no puedes levantar peso, durante el embarazo, etc.
  3. Las persianas automatizadas suelen tener una duración más larga en el tiempo y su mantenimiento, lejos de lo que pueda pensarse, es bastante sencillo, siempre y cuando lo realice un técnico especializado.
  4. Los motores elevan o bajan el sistema de persianas de forma uniforme y precisa. Este detalle puede garantizar su conservación.
  5. Son fáciles de limpiar. Se puede llegar a cualquier parte de ellas y quitarles el polvo con un trapo seco y suave.
  6. La ventaja más importante de estos sistemas, es que reducen las fugas térmicas. No se va el calor en invierno y ni entra en verano.  Lo que significa un evidente ahorro de energía en nuestros hogares.

Para optar por el mecanismo más conveniente para cada persiana, hay que tomar en cuenta el peso, el eje y las características de las mismas, de modo que el motor pueda subirlas y bajarlas.

 

¡Contáctanos y te ofreceremos la mejor alternativa del mercado para ti!

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *