Casi todo sobre mosquiteras para puertas y ventanas

Las mosquiteras son la manera más sencilla y ecológica de evitar los insectos y el polen en nuestras viviendas. Su utilización ha aumentado debido a la incorporación de novedosos materiales.

En la actualidad, las mallas de mosquiteras pueden ser de materiales específicos antipolen; de 100% poliéster y poliéster tintado (con protección contra los rayos ultra violeta) de fibra de vidrio; de 100% aluminio; de 48% de fibra de vidrio y de 52% PVC; de nylon, etc.

Beneficios

  • Evitan el paso de moscas, mosquitos y pequeños reptiles sin tener que utilizar insecticidas.
  • Permiten la ventilación en los calurosos meses del verano. Resulta la mejor solución para los alérgicos al polen, porque pueden beneficiarse de tejidos especiales.
  • Los padres de niños y dueños de mascotas (especialmente gatos) sienten mayor tranquilidad porque sus seres queridos están más protegidos.

Instalación

Las mosquiteras son fáciles de instalarlas porque son sencillas de colocar. Basta con encargar en un centro de bricolaje un kit con las medidas correctas. Pueden ser una simple estructura de madera con una tela de malla de nylon fino. Sin embargo, la ventaja de mandar a hacer  las mosquiteras a medida con un profesional es que se garantiza la estanqueidad en el montaje, y también es posible decantarse por un marco de aluminio en muchos acabados diferentes para adecuarlo a la estética del marco de nuestras ventanas.

Para elegir

1.    Mosquiteras sin marco

Es la opción más sencilla. Se adhiere la malla al marco exterior de la ventana con cinta adhesiva de doble cara. Se compran unos metros de malla en la ferretería o centros de bricolaje y a cortar a la medida del marco. Posteriormente se coloca la cinta adhesiva de doble cara y se tensa el tejido de malla sobre ella. Es una alternativa que puede llevar a cabo una persona con conocimientos básicos de bricolaje.

 

2.    Cortinas mosquiteras

Vienen en kits con varias cortinas que se superponen unas a otras, y tienen unos pesos en la parte inferior para que vuelvan siempre a su lugar. Son la mejor solución sin tener que realizar instalaciones mayores. Permiten entrar sin dificultad a  terrazas y balcones.

 

3.    Mosquiteras en marco fijo o de madera

Se utilizaban mucho antes de que llegaran los enrollables. Las  mosquiteras en marco de madera se hacen a la medida con listones de madera, y se grapan las mallas para encajarlas a presión en el hueco de la ventana. Se suelen sellar con silicona si quedan orificios.  Es muy recomendable que la mosquitera siempre quede fija.

 

4.    Mosquiteras enrollables

Es el modelo más popular en la actualidad. Se pueden encargar a profesionales en un taller de aluminio, o comprarlas en kits, en un centro de bricolaje.  Cuando se usa esta mosquitera, el tejido queda protegido en un cajón y baja mediante unas guías laterales que tienen un anclaje en la parte inferior para tenerla sujeta. El cajón debe estar siempre en tensión, tirando de la malla hacia arriba, por lo que, al sujetarla de abajo, siempre está bien estirada. Para subirla, únicamente hay que librarla de los anclajes. Hay mosquiteras enrollables verticales y horizontales.

Dato importante: Es mejor que las mosquiteras estén hechas en PVC o fibra de vidrio para que duren más tiempo en buen estado. Si contratas instaladores pregunta sobre el tejido que van a utilizar, y si se puede si sustituir si se deteriora. Cerciórate de que vendan recambios del mismo.

Consulta a los profesionales. En Montajes Aluviarte te ofrecemos las mosquiteras más adecuadas a tus necesidades y a un precio competitivo.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *